Enfermedades del aguacate

Roña

Es una enfermedad producida por el hongo (Sphaceloma persea Jenkins) en su fase asexual, después de la antracnosis es la enfermedad que sigue en importancia económica en las plantaciones de aguacate daña principalmente el fruto, aunque en ataque severos puede dañar hojas y ramas. La enfermedad es favorecida con humedades relativas arriba del 60% y temperaturas altas, es por eso que en los meses de enero a mayo es frecuente encontrarla dañando desde frutos recién cuajados hasta frutos de tamaño medio.

Control

Favorecer la buena circulación del aire y penetración de luz solar con adecuados distanciamientos de siembra y manejo de podas, control de insectos principalmente Trips y colocación de cortinas rompe vientos debido a que el roce de frutos por la acción del viento favorece a la enfermedad. Aplicación de productos cúpricos, zineb, captan, caldo bórdeles Benomyl y thiabendazol.

Antracnosis

Conocido también como Viruela, es ocasionada por el hongo (Colletotrichum gloeosporioides) en su fase asexual y por (Glomerella cingulata) en su fase sexual. Es la enfermedad que más pérdidas ocasiona antes, durante y después de la cosecha, ya que los daños se registran en las flores, frutos pequeños y grandes, brotes tiernos, hojas y ramas. En el transporte y comercialización de los frutos se reporta como la enfermedad más importante. Síntomas: la enfermedad es favorecida por la alta humedad relativa y climas templados, y por los cambios bruscos de climas; las panículas infectadas se ennegrecen o atizonan causando la caída de las flores o el aborto de los frutos, los brotes tiernos son infectados produciendo manchas café oscuro y ampollas.

En ataques severos causa la defoliación de los árboles, desecamiento y marchites de puntas o muerte descendente En los frutos el daño se inicia con manchas claras de forma circular y en otros casos con diferentes formas, el hongo necesita alguna abertura ocasionada por insectos o daños mecánicos para poder penetrar y producir una pudrición firme y oscura, cuando el fruto madura se hace más susceptible a las pudriciones ocasionadas por este hongo, llegando a destruirlo por completo en condiciones de alta humedad relativa.

Control

Manejo de podas para mantener plantaciones bien ventiladas con entradas de luz, destrucción de frutos y tejidos dañados, aplicación de cubrecortes, control de insectos y aplicación de funguicidas preventivos como: Maneb, captan, zineb, fungicidas a base de cobre y caldo bórdeles con la mezcla1:1:100 (cal, sulfato de cobre y agua), También se puede controlar la enfermedad con funguicidas sistémicos como: Thiabendazol y Benomyl teniendo el cuidado de alternar los productos para no inducir resistencia en el hongo.
Contacto