Propiedades

Clases y Tipos

Cultivo

Fertilización

La fertilización tiene por objeto elevar la producción en cantidad y calidad de acuerdo a criterios agronómicos y económicos. Esta práctica se basa en la nutrición específica de la planta, según sus requerimientos puntuales de elementos nutritivos, clasificados comúnmente como elementos mayores y elementos menores.

Las necesidades de fertilizantes por hectárea dependen de la densidad de siembra, de los análisis foliar y del suelo, y de la edad del cultivo. Durante los primeros dos años el árbol tiene alta demanda por nitrógeno y fosforo, mientras que en la etapa productiva aumentaran los requerimientos de potasio, calcio, magnesio, boro, azufre y zinc.

El análisis de los suelos y de las hojas permite determinar las dosis óptimas que se deben emplear por hectárea, las cuales dependen básicamente de los resultados obtenidos en la zona y de factores particulares como densidad de siembra y edad del cultivo.

Los nutrientes de mayor demanda por parte de la planta de aguacate, son: Nitrógeno, potasio, fosforo, calcio, magnesio, azufre, zinc y boro- De otro lado, entre los micronutrientes que provocan rápidamente toxicidad esta el cloro, por eso es necesario controlar la calidad de las aguas de riego y no utilizar fertilizantes que lo contengan como el cloruro de potasio.

La aplicación de los fertilizantes puede ser directa al suelo, o a través del agua de riego y de aspersiones foliares. La fertilización a través de las hojas no es muy frecuente en razón a que el aguacate no tiene una gran capacidad de absorción foliar; regularmente se limitan a la fertilización en vivero y a la aplicación de zinc y de hierro en plantaciones adultas.