Aceites

Alimentos Comunes

Otros Aspectos

Bebidas Energizantes

Son muchas las bebidas rehidratantes y energizantes que se ofrecen en el mercado, sin embargo, es muy poco lo que se sabe acerca de los beneficios y los riesgos que pueden provocar si no se conoce en qué momento y para qué usarlas.

Tipos de bebidas energizantes

Tipos de bebidas energizantes

  • Hipotónicas: contienen menos partículas (azúcares y electrolitos) por 100 mL que los fluidos propios del organismo (plasma de la sangre).
  • Isotónicas: contienen aproximadamente la misma cantidad de partículas por 100 mL que los fluidos propios del organismo.
  • Hipertónicas: contienen mayor cantidad de partículas por 100 mL que los fluidos propios del organismo.
Si no se realiza ejercicio o se realiza pero por poco tiempo, la mejor opción es el agua. Se recomiendan bebidas energéticas sólo en actividades que requieran recuperar energía pero no hidratación.

Bebidas hipotónicas

Tienen una osmolaridad relativamente baja lo que provoca que su absorción sea rápida. El mejor ejemplo de este tipo de bebidas es el agua, otras son: bebidas “dietéticas” sin azúcar y zumos de frutas diluidas (3 partes de agua por 1 de zumo). Junto con una dieta equilibrada, son la mejor opción para estar bien hidratado si no se realiza gran desgaste físico.

Bebidas isotónicas

Tienen una osmolaridad similar a la de la sangre, lo que provoca que su absorción sea más rápida que la del agua. En este grupo se encuentran las bebidas deportivas rehidratantes o “sport drinks” y los zumos de fruta diluidos con la misma cantidad de agua que de zumo. Reponen líquidos y electrolitos perdidos con la sudoración, además de aportar algunos azúcares como fuente de energía.

Bebidas hipertónicas

Tienen una osmolaridad más alta, lo que provoca que su absorción sea lenta. En este grupo se encuentran las bebidas azucaradas conocidas como energéticas o “energy drinks”. Dan cierta sensación de fuerza y vitalidad, y algunas aportan ciertas vitaminas y/o minerales, pero no son adecuados para recuperar líquidos perdidos.

Mezclas peligrosas

Alcohol + bebidas energéticas o hipertónicas: el efecto estimulante de la bebida energética puede enmascarar el efecto depresor del alcohol, permitiendo que la persona consuma una mayor cantidad de alcohol, y provocando que se manifiesten los efectos propios del consumo excesivo de alcohol.

Alcohol + bebidas energéticas o hipertónicas + actividad física: el alcohol potencia el efecto diurético de la cafeína contenida en la bebida energética, más una actividad como el baile u otra en donde se llegue a sudar, la deshidratación puede llegar a niveles de peligrosidad.

Alcohol + bebidas energéticas o hipertónicas + drogas: también se cree que las bebidas energéticas pueden potenciar el efecto de algunas drogas, provocando daños irreparables como crisis hipertensivas, hemorragias cerebrales o infartos de miocardio, sin embargo, actualmente existen pocos estudios que avalen dichas afirmaciones.

Consideraciones sobre las bebidas energéticas

  • Algunos de los ingredientes de las bebidas energéticas o hipertónicas no se declaran en la etiqueta o no aparece la cantidad que contiene cada envase, por lo que se hace difícil saber si las cantidades que se consumen son demasiado elevadas o no.
  • Por un tema de prevención, niños, gestantes, lactantes, personas con problemas cardiacos o con diabetes, deben abstenerse del consumo de estas bebidas.