Ciática

La ciática es un síntoma. Consiste en dolor en la pierna, que puede parecer como un calambre muy malo en la pierna, o puede ser insoportable, un dolor punzante que hace que sea casi imposible ponerse de pie o sentarse.

El dolor puede ser peor cuando te sientes, cuando estornudes o cuando tosas. La ciática puede ocurrir de repente o puede desarrollarse gradualmente. También puedes sentir debilidad, entumecimiento, o una sensación de quemazón o de hormigueo (“chinchetas y agujas”) que corre por tu pierna, posiblemente incluso en tus dedos. Algunos síntomas menos comunes pueden incluir la imposibilidad de doblar la rodilla o mover el pie y los dedos del pie.

Todo sobre la ciatica

¿Qué causa ciática?

La ciática puede ser el síntoma de tener un “nervio pinzado” que afecte uno o más de los nervios de la parte inferior de la espina dorsal. El nervio puede estar pinzado en el interior o en el exterior del canal espinal cuando pasa por la pierna.

Causas de la ciática

La ciática es un síntoma muy común. Normalmente afecta a la gente entre los 30 y 50 años de edad. En esta gente, la causa más común es el tener un disco herniado. En gente de edad avanzada, la estenosis lumbar es la causa más frecuente. Las condiciones que causan ciática:

  • Un disco herniado o desplazado que puede causar presión en una raíz nerviosa – esta es la causa más común de la ciática.
  • Síndrome Piriforme – Este se desarrolla cuando el músculo piriforme, un músculo pequeño que se encuentra dentro del glúteo o nalga, se tensa o le da un espasmo, que puede poner presión en un nervio ciático ya irritado.
  • Estenosis lumbar – Esta condición resulta del estrechamiento del canal lumbar que pone presión en los nervios.
  • Espondilolistesis – Es un deslizamiento de una vértebra de manera que se desalinea con la vértebra inmediatamente superior, estrechando el canal por el que pasa el nervio.

¿Cómo se diagnostica la ciática?

Un completo historial médico, incluyendo una detallada explicación de los síntomas, y un reconocimiento físico pueden ayudar al médico a diagnosticar la ciática y determinar sus causas. Por ejemplo, el médico puede realizar una prueba de flexión de la rodilla en decúbito lateral (prueba neurodinámica del miembro inferior), prueba en la que tú te tumbas en la espalda con las piernas derechas. El médico te subirá la pierna lentamente y anotará la elevación en la que comienza el dolor. Esta prueba puede ayudar a precisar cuales son los nervios afectados y determinar si hay un problema con alguno de tus discos.

¿Cómo se trata la ciática?

El objetivo del tratamiento es disminuir el dolor in aumentar la movilidad. El tratamiento suele incluir descanso limitado (en un colchón firme o en el suelo), terapia física, y el uso de medicamentos para tratar el dolor y la inflamación. También se puede desarrollar un programa personalizado de ejercicio de terapia física.
Contacto