Hierbabuena

Nombre cientifico: Mentha spicata

Originaria de Europa, cultivada. Crece en todos los suelos húmedos, pero prospera mejor en suelos ligeros, areno- arcillosos, de climas templados y con elevada luminosidad. La encontramos en huertos y jardines desde los 500 a 3,500 m.s.n.m.

Descripción botánica Hierbabuena

Es una hierba de tallos vellosos, algo rojos o morados, con bordes de hojas dentados, herbácea perenne, hasta de 30 cm de altura, aromática. Tallos rastreros, caducos, cuadrangulares, algo pubescentes, alados, rojizos o morados. Hojas opuestas, simples, ovales, aovadooblongas y oblogolanceoladas, limbo rugoso. Flores tubulares, rosado pálido o morado rojizo, reunidas en densas panículas terminales. Fruto seco indehiscente. Toda la planta exhala un agradable y fuerte aroma. Las hojas tienen sabor picante que deja fresca la boca al masticarlas.

Componentes activos Hierbabuena

Aceite esencial (1 a 2%) rico en carvona y cineol, trazas de mentol y otras sustancias.

Propiedades medicinales hierbabuena

Es muy variable y compleja en el género. Presenta alcoholes, acidos organicos, derivados diterpenicos y aceite esencial, el que se encuentra en sus hojas y contiene 1- carvona (50 – 70%), limoneno (15 – 20%), felandreno alfa y beta pineno (2 – 5%), d- pineno, alcohol octilico, acetato de dihidrocarveol y cineol (cineol (2 – 4%) (7). Presenta derivados terpénicos, saponinas, aceites esenciales, safrol, taninos, mucílagos y sales de calcio y potasio.

Usos medicinales de la Hierbabuena

A nivel digestivo

Gracias a sus cualidades como antiespasmódica y carminativa, la infusión de esta planta está recomendada para las digestiones flatulentas. También estimula las secreciones biliares y estomacales sin resentir o irritar el organismo. Indicada para tratar los cólicos y espasmos estomacales. Ayuda a aliviar la flatulencia, síntomas de colon irritable, así como dolores estomacales e intestinales Favorece, por lo tanto, la eliminación de gases acumulados en el tubo digestivo, resultando muy útil para tratar casos de meteorismo y flatulencias

Afecciones respiratorias

Por contener mentol, es ideal para los tratamientos de las vías respiratorias como expectorante. Asma: En infusión, mezclar hierbabuena y manzanilla en iguales proporciones. Tomarla durante los accesos asmáticos.

Como antiséptico

Utilizar su infusión en gargarismos o cualquier otro tratamiento interno es de suma ayuda, puesto que su alto contenido de polifenoles y aceite esencial hacen de ella una gran fuente antivírica y antifúngica.

Como anestésico

Sus propiedades anestésicas son bien conocidas por los naturistas, los cuales recomiendan el linimento con las hojas y el tallo de la planta para tratamientos de reumatismo e incluso dolores de muelas.
Contacto