Melón

El melón pertenece a la familia de las Cucurbitáceas y su nombre cientifico es Cucumis melo L. Los melones pueden llegar a un peso de hasta 3 Kg, son dulces, buena jugosidad y sabor

Información nutricional Melón

Por cada 100g del fruto se obtiene:

Calorías 54,4 kcal
Hidratos de carbono 13,1 g
Fibra 0,8 g
Potasio 320 mg
Magnesio 11,8 mg
Calcio 15,8 mg
Hierro 0,4 mg
Vitamina C 32 mg
Folatos 3,7 microgramos
Provitamina A 3 microgramos


Propiedades del melon
El componente mayoritario del melón es el agua, por lo que su valor calórico es bajo. Contiene pequeñas cantidades de proteína y aporta fibra al organismo. Es una fruta rica en potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y vitaminas C, A (beta-caroteno) y del complejo B. La mayor cantidad de betacaroteno la posee especialmente los de coloración anaranjada más intensa; este nutriente se transforma en vitamina A conforme el cuerpo lo necesite.

Adicionalmente, el melón es una de las frutas más ricas en sodio si se compara con las demás. Posee aproximadamente 10 miligramos del mismo por cada 100 gramos de alimento, mientras la mayoría contiene unos 4 miligramos por cada 100 gramos de fruta.

Usos Medicinales Melon

Por su alto contenido de agua, el melón es un hidratante ideal para deportistas y personas en general, ya que posee además minerales como el potasio, sodio, y magnesio, entre otros. Es igualmente indicado para los adultos mayores, ya que su textura es relativamente suave. Se les debe brindar en trozos, especialmente si tienen dificultad para masticar.

Por su elevada cantidad de agua es una buena opción para aquellas personas con obesidad, que deben buscar un efecto saciante en alimentos con pocas calorías. Igualmente, es una buena opción para los diabéticos, pues posee menos cantidad de azúcares que otras frutas.

La presencia de betacaroteno en el melón, especialmente en los de pulpa anaranjada, ayuda a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, enfermedades degenerativas y el cáncer Su elevado contenido de potasio lo convierte en una buena opción para quienes llevan dietas hipocalóricas o tienen trastornos de la conducta como anorexia o bulimia o para quienes padecen retención de líquidos (como en hipertensión arterial por su acción diurética). Sin embargo, deben cuidar su consumo las personas con insuficiencia renal u otros que llevan dietas controladas en el mineral.
Contacto