Sífilis

Al igual que la gonorrea, es una de las E.T.S más frecuentes. El microorganismo que la produce es el Treponema pallidum cuyo período de incubación es de 10 a 90 días Según sus manifestaciones, consta de tres etapas:

Sífilis primaria

Después de la relación sexual infectante, aparece una pequeña úlcera de bordes gruesos, no dolorosa, en el área genital (chancro). Puede haber inflamación de ganglios inguinales.

En el hombre

La úlcera se localiza en el pene, el escroto o cerca al ano.

En la mujer

Se localiza en la vulva, la vagina o en el cérvix (cuello de la matriz). Durante esta etapa, la enfermedad es altamente contagiosa. Si no se recibe tratamiento, el chancro desaparece espontáneamente a las 4 ó 5 semanas y la enfermedad evoluciona hacia la etapa secundaria.

Signos y sintomas sifilis

Sífilis secundaria

Una vez desaparecido el chancro, la infección entra en un receso de 1 a 3 meses. Después de esto, aparece un brote fino en toda la piel, parecido a la roséola, que no produce rasquiña. También puede haber pérdida de pelo por zonas o en la parte final de las cejas. Esta etapa también es altamente contagiosa y puede trasmitirse al feto a través de la placenta si la mujer está embarazada. Si no se recibe el tratamiento adecuado, el brote desaparece espontáneamente y la infección pasa a su etapa terciaria.

Sífilis terciaria

Al acabar la etapa secundaria, la infección entra nuevamente en un receso que puede durar desde 1 a 10 años, mientras se va localizando en los diferentes tejidos como la piel, los huesos, el aparato respiratorio, el hígado, el pulmón, el cerebro y el corazón. En la piel, huesos e hígado Produce unos pequeños nódulos (gomas) que van creciendo lentamente, hasta que se reblandecen y sale un material purulento que deja una cavidad. Si esto se presenta en los huesos se produce una fractura.

En el corazón

Produce engrosamiento y deterioro de las válvulas y paredes. En la arteria aorta, se puede producir un ensanchamiento y adelgazamiento de la pared (aneurisma), que de llegar a romperse causará una hemorragia masiva y la muerte.

En el sistema nervioso

Produce parálisis general progresiva, pérdida de la memoria y trastornos mentales, ente otros signos y síntomas. Si la mujer está embarazada puede transmitirle la enfermedad al feto, produciendo severas malformaciones, ceguera y trastornos mentales.

Diagnóstico y Tratamiento

El diagnóstico se basa en las manifestaciones clínicas, un examen médico y una prueba de sangre conocida como serología.

El tratamiento se hace con antibióticos. Si se da en las etapas primaria y secundaria no hay consecuencias y la enfermedad es de fácil curación, aunque hay que seguir en control por tres años. En la etapa terciaria, el tratamiento es más difícil y, generalmente, quedan secuelas de la enfermedad en el órgano donde se haya localizado la infección. El diagnóstico y el tratamiento de la mujer en estado de embarazo son indispensables, porque no sólo se cura a la madre, sino que se protege y cura al feto en caso de estar infectado.

Por esta razón, toda mujer embarazada debe practicarse un examen de serología durante el primer trimestre del embarazo.
Contacto