Violeta

Originaria de Europa, se extiende prácticamente por todo el mundo, desde Asia hasta el norte de África, pasando por las zonas más frescas de América. Fue utilizada desde hace miles de años atrás por los griegos, quienes apreciaron muchas de sus virtudes; entre ellos, Hipócrates, quien la consideraba como "oficinal". Más tarde, en el siglo XVI, Andrés de Laguna, científico español e intérprete de Dioscórides, nos hace saber que era usada para tratar la fiebre, para relajar el cuerpo, para las inflamaciones y para mitigar algunos dolores. En Chile, las primeras informaciones sobre su uso se remontan a la época Colonial.

En el siglo XVIII se utilizaban sus flores y semillas. La flor seca, para la preparación de jarabes y conservas, y la raíz como uno de los mejores eméticos de la época. También formó parte del "electuario de Hamech" y de los "polvos diamargaritón frigida" para la cura de diversos males.Su nombre hace referencia al poderoso aroma de sus flores.

Caracteristicas Generales Violeta

Planta herbácea perenne, pequeña, que tiene tallos subterráneos desde donde nacen las hojas simples, acorazonadas y provistas de pecíolo largo. Con flores solitarias de 5 pétalos desiguales de color violeta intenso, muy aromáticas y llenas de néctar.

Propiedades de la violeta

En otoño, las violetas producen flores diferentes. Estas son insignificantes, sin pétalos, sin perfume, las que escondidas entre las hojas se autopolinizan y producen abundante semilla.

Usos Medicinales Violeta

  • Considerada principalmente una planta antitusígena y pectoral. Es empleada especialmente para tratar la tos, el catarro y expulsar las mucosidades; descongestionando con ello las vías respiratorias y contribuyendo a mitigar todos los efectos colaterales que acarrean los resfríos, bronquitis, laringitis, etc.
  • Para ello se puede hacer un cocimiento con sus raíces, endulzándolo con miel o azúcar, o un jarabe con sus flores.
  • Posee propiedades demulcentes, antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas.
  • Desde la antigüedad se la ha empleado para el tratamiento de inflamaciones, cefaleas, crisis epilépticas, gota, tisis, reumatismo, e incluso para enfermedades venéreas, tumores malignos y para el escorbuto.
  • Es emoliente (relaja y ablanda los tejidos), laxante, emético (que provoca el vómito), hipotensora (disminuye la tensión arterial) y discretamente sedante. Uso externo
  • Muy útil para limpiar con ella heridas supurantes, úlceras, eccemas, granos y erupciones dérmicas. Como cataplasma, se puede usar para eliminar hinchazones producidas por golpes y contusiones y también como demulcente y lubricante.
Precauciones: como esta planta sirve para provocar el vómito, es desaconsejable su abuso.
Contacto